Aprende de forma fácil y guiada los pasos para emprender un negocio con éxito, siguiendo un método de trabajo estructurado y planificado para obtener los mejores resultados.

Desarrollar una idea de negocio no es una tarea fácil y la improvisación debe quedar totalmente fuera del camino del emprendimiento.

 

En este post vamos a revisar los distintos pasos que todo emprendedor debe llevar a cabo para conseguir emprender un negocio con éxito.

Fase 1 – Diseño del Modelo de Negocio

Tienes la idea, sí, pero ahora hay que entrar en detalle en todos los puntos necesarios para que de la idea vayamos a algo más concreto.

De la idea, a la acción

 

Para ello, te puedes ayudar en metodologías como Design Thinking que te ayudará a diseñar tu modelo de negocio, entendiendo y pensando cómo dar solución a las necesidades reales de tus clientes o usuarios.

Como punto de partida, debes comenzar por responder a estas cuestiones:

  • En qué entorno vas a desarrollar tu proyecto.
  • Qué necesidades vas a satisfacer en tus clientes.
  • Cómo vas a estructurar tu modelo de negocio para que aporte valor a tus clientes.

 

Analiza tu mercado

Un punto de partida clave para conocer el tamaño del mercado al que te diriges.

En este punto deberás analizar:

  • Quienes son tus clientes: colectivo al que te diriges.
  • Dimensión del mercado al que te diriges, fundamental para saber si tu idea tiene recorrido.

 

Por ejemplo, si vas a desarrollar un negocio de cuidado de mascotas, piensa:

  • Qué tipos de clientes necesitarán el servicio (los que viajan mucho, los que trabajan y están poco tiempo en casa…)
  • Y analiza cuántas personas pueden haber en el mercado que cumplan esas características.

A la hora de calcular el tamaño del mercado, también deberás considerar el ámbito geográfico en el que se moverá tu negocio.

En este post puedes encontrar herramientas útiles para analizar el mercado:

En función del tamaño del mercado al que te diriges, determina la viabilidad de tu idea de negocio:

Si el mercado es muy amplio, márcate unos objetivos de captación de clientes para el primer y segundo año de vida de tu negocio.

Pero si el mercado es muy bajo, analiza si tu idea de negocio es viable a medio plazo y si vas a tener suficientes clientes para vivir de tu negocio.

 

Analiza tu entorno

No sólo hay que analizar a cuántos clientes aproximadamente podemos vender nuestros productos o servicios, también hay que analizar el entorno en el que se moverá tu proyecto.

Existen factores externos políticos, económicos, sociales, tecnológicos, ambientales y jurídicos que pueden influir en nuestro proyecto.

Plan de Negocios

Fuente: weebsup

Es fundamental estar informados de todos estos factores para no meter la pata y también para saber aprovechar las posibles oportunidades que surjan de este análisis.

Por ejemplo, si quieres vender a otros países, analiza muy bien la situación política y económica de estos países y los temas legales y fiscales que puedan afectarte para la exportación de tus productos.

 

Define a tu cliente

Es muy importante analizar en detalle quienes son nuestros clientes: qué piensan, qué sienten, qué ven u oyen en su entorno, quienes les influencian en sus decisiones, cuáles son problemas y necesidades…

Mientras más completa sea la foto de nuestro Arquetipo de Cliente, también denominado Buyer Persona, mejor podremos definir nuestra propuesta de valor para cubrir esas necesidades o aspiraciones.

Pasos para emprender - arquetipos de clientes

Para ayudarte con el análisis y definición de tu cliente, puedes apoyarte en herramientas como:

Ahora que tienes claro quién es tu arquetipo de cliente y cuáles son necesidades o aspiraciones que puedes cubrir con tu negocio, toca definir la propuesta de valor.

 

Define tu propuesta de valor

La propuesta de valor se debe trabajar en detalle, respondiendo a las siguientes cuestiones:

Qué problemas y necesidades tienen tus clientes y cómo los vas a transformar en soluciones a partir de tu servicio/producto.

 

Para definir tu propuesta de valor, también te puedes ayudar en plantillas ya existentes en el mundo emprendedor,

 

Diseña tu modelo de negocio con CANVAS

El canvas del modelo de negocio es una herramienta que permite visualizar de un modo sencillo el modelo de negocio de tu empresa.

Se ha popularizado universalmente a través del libro «Generación de modelos de negocio», de Alexander Osterwalder e Yves Pigneur, publicado en 2011.

Hay plantillas que puedes usar para definir tu CANVAS y se basan en completar de forma esquemática nueve módulos con las siguientes áreas de tu modelo de negocio:

Pasos para emprender un negocio - Canvas

 

  • Segmentos de clientes a los que te diriges. Ya hiciste este trabajo en pasos anteriores, resume aquí los tipos de clientes identificados.
  • Propuesta de valor. Incluye un resumen de los puntos más importantes identificados como tu propuesta de valor trabajada anteriormente.
  • Canales: cómo vamos a hacer llegar nuestra propuesta de valor a los clientes. Qué canales de comunicación, distribución y venta establecen el contacto entre tu empresa y los clientes.
  • Relaciones con los clientes: las relaciones pueden ir dirigidas a la captación de nuevos clientes, a la fidelización de clientes, a la estimulación de ventas, etc.
  • Actividades Clave: qué actividades serán claves en tu empresa para hacer funcionar el modelo de negocio.
  • Recursos Clave: cuáles son los recursos o activos más importantes para el desarrollo de tu negocio (físicos, humanos, intelectuales, financieros…)
  • Colaboradores Clave: quiénes son tus socios y proveedores clave, quiénes te apoyan con recursos y actividades clave, en quiénes podrías externalizar actividades internas…
  • Fuentes de ingresos: define cómo ganarás dinero y cuál será tu estructura de ingresos.
  • Estructura de costes: cuáles serán los costes de tu proyecto.

Como verás, respondiendo de forma breve en este lienzo a todas estas preguntas o nueve áreas, tendrás ya una foto muy completa de tu modelo de negocio.

Seguimos con otro de los Pasos para emprender un negocio.

 

Fase 2 – Validación del Modelo de Negocio

Ahora toca validar si nuestro diseño de modelo de negocio es realmente viable.

De la acción, a la validación.

 

Aplicando Lean Startup

En esta fase, deberás validar si tus hipótesis planteadas como modelo de negocio son correctas y si realmente hay clientes interesados por tus productos o servicios, dispuestos a pagar por ellos.

Para ello, hay una metodología denominada Lean Startup desarrollada por Steve Blank, que se basa en el “método ágil” de desarrollo y validación de nuestro modelo de negocio.

La clave está en la agilidad y rapidez para validar nuestro modelo de negocio, a partir de un producto mínimo que permita obtener el feedback de los clientes.

Se trata de hablar con potenciales usuarios, compradores, socios… y obtener feedback de todos ellos sobre nuestro modelo de negocio, productos, funcionalidades, precio, canales de distribución, etc.

Luego, usando estos inputs, se revisan las hipótesis y empieza el ciclo de nuevo, testando y rediseñando nuestra propuesta de valor.

Emprender un negocio - Lean Startup

Por último, Lean Startup practica algo que se llama el desarrollo ágil y que trabaja mano a mano con el cliente.

Comienza con un producto mínimo viable, testealo con tus posibles clientes y ve iterando y trabajando sobre él de forma incremental.

De esta forma, eliminarás una gran pérdida de tiempo y dinero desarrollando productos completos sobre hipótesis que puede que sean erróneas si no las validas con tus clientes.

 

Validación con clientes

Existen diversas formas de validar tu producto mínimo viable con tus clientes:

  • Concertando entrevistas individuales con tus clientes potenciales.
  • Realizando reuniones grupales con tus clientes potenciales para mostrar tu oferta y recibir feedback.
  • Testeando el interés por tu producto en marketplaces.
  • Enviando encuestas o formularios a tus clientes potenciales.

 

En estos artículos puedes ampliar información para validar tu modelo de negocio:

 

 

 

 

 

 

 

Una vez realizadas las entrevistas, encuestas y todos aquellos pasos para recoger feedback de nuestros clientes, estaremos en el momento de decidir si nuestras hipótesis eran ciertas.

En caso de haber detectado algún punto que impidiera validar nuestro modelo de negocio, deberemos revisar nuestra propuesta de valor y tipología de cliente y comenzar de nuevo con la validación.

Iremos iterando en nuestro modelo de negocio hasta que consideremos que es viable en base al feedback de nuestros clientes potenciales.

 

Analiza a la competencia

Analizar a la competencia es clave para saber a qué nos enfrentamos cuando nos lancemos al mercado.

Identifica al menos a 3 competidores y revisa los siguientes puntos:

  • Quiénes son tus competidores directos y dónde se ubican.
  • A qué clientes se dirigen y dónde se encuentran.
  • Qué productos/servicios comercializan y cuáles son sus características más relevantes.
  • Cuáles son sus políticas comerciales. Revisa precios, ofertas, descuentos…
  • Identifica los puntos fuertes y débiles de tu competencia en relación a tu empresa.

En este artículo podrás encontrar más información sobre herramientas para analizar a tu competencia online.

 

Analízate a ti mismo

No sólo se trata de analizar a la competencia, sino también de analizarte a ti mismo y tu situación de partida .

Para ello, puedes recurrir a la conocida matriz DAFO, donde deberás analizar las siguientes cuestiones:

D – Debilidades: cuáles son tus debilidades o las debilidades de tu modelo de negocio.

A – Amenazas: Cuáles son las amenazas que puedes encontrarte tras haber realizado el análisis del mercado, entorno y competencia.

F – Fortalezas: Cuáles son tus fortalezas como emprendedor o las fortalezas de tu modelo de negocio.

O – Oportunidades: Qué oportunidades puedes identificar en el entorno analizado que puedan influir de forma positiva en tu negocio.

Lean Marketing, valida tus canales de venta

Es importante identificar la mejor manera de llegar al cliente para mostrarle nuestra propuesta de valor y poder seguir validándola.

Para ello, podemos desarrollar una estrategia de marketing ‘ágil’, es decir, en lugar de desarrollar ya todo el plan de marketing, hagamos una mini-prueba.

Se trata de utilizar preferentemente canales gratuitos o de bajo coste, normalmente digitales, y desarrollar una estrategia de Inbound Marketing para atraer a nuestros posibles usuarios y convertirlos a “leads”.

Nuestros “leads” pueden ser seguidores en las redes sociales o emails a los que podamos enviar nuestra propuesta de valor y recibir feedback que nos ayude con la validación.

 

Métricas importantes para validar tu negocio

Con las acciones de Lean Marketing que lleves a cabo y un resumen de tu estructura de ingresos y costes, podrás determinar dos métricas claves que te ayudarán a validar tu modelo de negocio:

CAC: Coste de Adquisición de un Cliente.

Coste que supone atraer y convertir un nuevo cliente mediante acciones de Lean Marketing.

Se obtiene dividiendo el total de los costes de las acciones de marketing y venta relacionados con la captación y conversión de nuevos clientes entre el número de clientes nuevos conseguidos.

LTV: Long Term Value o Valor de un Cliente.

El valor estimado de un cliente equivale a lo que se gana con ese cliente en una venta, multiplicado por el número de ventas que estimamos hacer a ese mismo cliente en el futuro.

Si nuestro CAC >= LTV, nuestro modelo de negocio no es viable.

 

Si ya has pasado por los pasos para emprender un negocio descritos hasta aquí, y todos los datos son favorables, ya te queda la última fase.

 

Fase 3 – Realización de los planes estratégicos

El último paso para emprender un negocio, una vez completadas las fases 1 y 2, será desarrollar todos los planes estratégicos que nos ayuden a poner en marcha y ejecutar nuestro modelo de negocio.

Plan de Negocios

 

En esta última fase deberemos trabajar en detalle los siguientes planes y aspectos del negocio:

  • Define tus objetivos estratégicos: misión, visión y valores.
  • Diseña tu equipo. Identifica cuáles serán tus necesidades de contratación, subcontratación o colaboradores externos.
  • Define todos los aspectos jurídicos/legales que te afectan como autónomo o empresa.
  • Realiza los Planes: financiero, marketing, operaciones y de implantación.

Esta fase puede conllevar mucho tiempo, lo bueno es que lo hacemos sobre un modelo de negocio ya validado.

Una vez realizados todos estos planes estratégicos, ya sólo nos queda comenzar con su ejecución y medir todo lo que hacemos para conseguir que nuestro negocio sea un éxito.

 

Conclusiones

A modo de resumen de todos los pasos descritos para emprender un negocio con éxito, me gustaría destacar los siguientes puntos:

  • Es fundamental analizar el mercado y entorno al que nos dirigimos. Nos ayudará a saber si inicialmente, nuestro negocio es viable.
  • Conocer a nuestro cliente objetivo, sus problemas y necesidades, es clave para desarrollar nuestra propuesta de valor.
  • Desarrollar un producto mínimo viable que podamos validar con nuestros clientes, nos supondrá un gran ahorro de tiempo y dinero.
  • Hay que salir a la calle para testear nuestro modelo de negocio con nuestros clientes objetivo.
  • Solo cuando estemos seguros de que nuestro modelo de negocio es viable, desarrollaremos todo el plan de negocio completo.
  • La metodología Lean Startup entraña muchos menos riesgos que las formas tradicionales de emprender.

 

¡Quiero saber tu opinión!

¿Conocías el Lean Startup? ¿Estás emprendiendo? ¿Sigues alguno de estos pasos? ¿Te ha gustado el artículo?

¡Cuéntame en los comentarios!

Si crees que este post puede ayudar a alguien, te invito a que lo compartas.
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

 

Unete a la Comunidad eCommerce