¿Tienes una idea de negocio que te ronda la cabeza y no sabes cómo arrancar? ¿Te gustaría emprender y ser dueño de tu propia vida, pero no sabes cómo hacerlo? 

No te preocupes, emprender es fácil si sabes cómo. Y hay tres ingredientes que te ayudarán a conseguirlo. Vayamos paso a paso…

.

Formación para emprender

Nadie nace sabiendo y como en cualquier tarea que te propones en la vida, lo primero es aprender cómo llevarla a cabo y qué recursos vas a necesitar.

Para ello, un primer paso puede ser encontrar en Internet un buen blog sobre emprendimiento que te oriente sobre las diferentes áreas que debes conocer a la hora de emprender, así como las ayudas y subvenciones que puedes encontrar.

Yo empecé así mi experiencia como emprendedora. Después de quedarme en el paro con las crisis económica del 2010, decidí que ya estaba bien de trabajar por cuenta ajena y se me ocurrió montar mi propio negocio online.

Como no tenía ni idea de cómo desarrollar mi idea de negocio, me fui a Google y busque información al respecto. Mi salvación fue un buen blog para emprendedores que encontré en alguna de mis muchas búsquedas.

En dicho blog, no sólo se ofrecían contenidos interesantes al respecto sino que tuve la oportunidad de realizar un curso para emprendedores que definitivamente fue mi lanzadera a la carrera del emprendimiento.

 

Soporte para emprender

Pero no sólo con leer mucha información sobre cómo emprender un negocio es suficiente.

Es mucho mejor emprender de la mano de expertos.

 

Y para ello, hoy en día, existen muchas instituciones que te ayudan a desarrollar tu idea de negocio o incluso a mejorar o lanzar alguna línea nueva de actuación en tu negocio.

En este episodio del podcast de eCommerce Efectivo, puedes escuchar qué instituciones te pueden ayudar a día de hoy a emprender con éxito.

 

Actitud para emprender

Ya tenemos dos ingredientes principales para emprender con éxito: formación y soporte para emprender. Con ellos conseguirás mejorar tu aptitud o capacidad para emprender.

Pero falta otro ingrediente muy importante: Actitud para Emprender.

Si no tienes clara la diferencia:

La aptitud es la capacidad de una persona para realizar adecuadamente una acción o tarea.

La actitud es el comportamiento que una persona emplea para hacer lo que se requiere de ella, en este caso, desarrollar una idea de negocio.

Y en el mundo del emprendimiento, la actitud es claramente relevante, ya que dependiendo de cómo afrontes los retos a los que te irás enfrentando, tu proyecto será más o menos exitoso.

¿Qué actitudes se requieren de un emprendedor?

Aquí te dejo algunas actitudes con las que debes contar para ser un emprendedor exitoso:

Ser capaz de asumir riesgos

Montar un negocio conlleva ciertos riesgos a los que te expones desde el inicio. Por ejemplo: puedes pensar que tu idea de negocio es maravillosa y después darte cuenta de que te habías equivocado y que a nadie le interesa lo que vendes. Uppssss

Lo importante, no obstante, es saber identificar los riesgos, cuantificarlos y tener un plan de acción preparado.

Tener iniciativa

Tanto si estás sólo en el negocio o como si tienes socios o un equipo de colaboradores, deberás tener iniciativa para identificar nuevas oportunidades o  desarrollar acciones que puedan ser positivas para tu negocio.

Actualización constante

Esto siempre, tanto si emprendes como si no, la tecnología avanza a pasos agigantados y ofrece grandes oportunidades a los negocios. Será fundamental que estés siempre al día de todo lo que se cuece en el mercado o en tu sector.

No tener miedo a tomar decisiones

Como emprendedor/a, tendrás que tomar muchas decisiones, muchas sobre la marcha. De lo contrario, tu idea de negocio o tu proyecto no evolucionará.

Tenacidad y perseverancia

Los resultados no son inmediatos. Habrá muchos días en los que tengas ganas de tirar la toalla. Tenacidad y perseverancia te ayudarán a no desviarte de tus objetivos y seguro que en el medio-largo plazo los consigues.

Recuperación frente al fracaso

Si fracasas no pasa nada, seguro que hay muchas lecciones que puedes aprender de aquello que no funcionó y hacerlo mejor la próxima vez.

Entusiasmo y positividad

Sin ellos, irás a la deriva. No perder nunca el entusiasmo y la ilusión por desarrollar tu idea de negocio, te ayudará a conseguir lograr tus metas.

 

“Cuando nuestras actitudes sobrepasen nuestras habilidades, aun lo imposible se hace posible” (Anónimo)

 

 

Conclusiones

Con estos 3 ingredientes, ya estás en situación de emprender con éxito. A partir de ahí, tendrás que seguir una metodología adecuada para desarrollar tu idea de negocio y validarla en el mercado.

En esta guía puedes encontrar todos los pasos que debes llevar a cabo.

 

 

¡Quiero saber tu opinión!

¿Tienes ya una idea de negocio? ¿Has comenzado a dar los primeros pasos para emprender?  ¿Cuáles son tus actitudes para emprender? ¿Te ha gustado el artículo?

¡Cuéntame en los comentarios!

Si crees que este post puede ayudar a alguien, te invito a que lo compartas.
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

 

Unete a la Comunidad eCommerce

 

Comparte este artículo
0
Comparte este artículo
0