//Como contratar una página Web

Como contratar una página Web

Si estás perdido en el mundo digital y necesitas una Web, la primera duda que te surgirá es como contratar una página Web sin que luego te encuentres sorpresas desagradables.

Y es que desgraciadamente hay todo tipo de “profesionales” en el sector y si tú no tienes muy claro qué pedir o qué necesitas, puede que te encuentres que tu Web no cumple tus expectativas y que has invertido mal tu dinero.

Como no queremos que te pase eso, aquí te explicamos unas pautas básicas que debes tener en cuenta a la hora de contratar tu página Web.

Cómo encontrar un proveedor Web

Lo primero de todo, huye de familiares y amigos que te hacen la Web de forma altruista, te sentirás comprometido y atado a sus prioridades laborales o personales.

A ver quién le mete prisa a un amigo que te está haciendo la web de forma desinteresada, o ¿quién le dice que la web no te gusta absolutamente nada….?

Pide recomendaciones a otros profesionales. Seguro que conoces a otros profesionales que tienen una página Web, pregúntales quién ha sido su proveedor Web y si están contentos o no con sus servicios.

También puedes buscar en Google, nada como teclear ‘proveedor web’ + tu localidad y seguro que te aparece más de un posible contacto.  Tampoco es necesario que estén en tu localidad, es lo bueno que tiene el mundo online y el skype.

Otra opción es buscar por tu sector, ‘proveedor web sector turismo’, así afinas todavía más la búsqueda de tu proveedor web.

En cualquier caso, te recomiendo que leas nuestro post sobre ‘Pautas para contratar un proveedor tecnológico‘. Te resultará muy útil.

 

Huye de las plataformas que te ofrecen una Web gratis

Aunque es una opción cómoda para aquellos que tenéis poco presupuesto, a la larga os saldrá cara…

Las soluciones o plataformas que te ofrecen web gratuitas tipo “Wix” o incluso “WordPress.com” te limitarán en cuanto a las funcionalidades que puedes añadir a tu web y te ofrecerán un dominio extraño y difícil de recordar.

Además, no serás propietario de los archivos fuentes que componen la Web, por lo que si algún día decides migrar a otra plataforma más potente tendrás que empezar desde cero.

 

Estudia páginas Webs de la competencia

Es una de las primeras tareas que debes realizar. Busca en Google páginas Web de empresas o profesionales de tu competencia o de tu sector y apunta en un papel las ideas que más te gusten.

No se trata de copiar, pero sí de coger buenas ideas de los que lo hacen bien.

 

Pinta tu Web ideal en un papel

Pinta un esquema de tu Web en un papel. Piensa qué páginas vas a necesitar, qué opciones de menú, qué elementos de diseño incorporarás en la página Home….

De esta forma se lo pondrás mucho más fácil a tu proveedor Web.

 

Estudia los requisitos mínimos que necesitará tu Web

Anota los requisitos mínimos que necesitarás. Por ejemplo, algunas de las características que debes considerar son:

  • Plataforma WordPress, es la más usada a nivel mundial y la más flexible para el desarrollo de páginas Webs.
  • Responsive, que se vea bien en ordenadores, tabletas y móviles.
  • Multidioma, si para tu negocio es importante que tu Web esté en varios idiomas.
  • Chat de Atención al Ciente.
  • Cabecera con datos de contacto y redes sociales.
  • Aviso Legal
  • SEO Básico
  • Suscripción a Newsletter e integración con herramienta de eMail Marketing.

 

Compara diferentes proveedores Web y elige

Una vez que tengas claro qué pedir al proveedor Web, realiza la petición a más de un proveedor y compara los presupuestos que te ofrezcan.

Prepara una comparativa, dando puntuación de más a menos, en función de la importancia de cada uno de los aspectos a valorar:

  • Precio.
  • Experiencia en tu sector.
  • Cartera previa de trabajos realizados.
  • Detalle de la solución propuesta.
  • Calidad de la documentación o propuesta enviada.

 

Cierra un acuerdo de colaboración

Que lo hablado no quede en “agua de borrajas”. Plasmad en un acuerdo de colaboración las características acordadas, así como el compromiso de fechas de entrega, precio final con impuestos incluidos y formas de pago.

De esta forma, siempre tendrás una base legal a la que recurrir en caso de desacuerdos o disputas.

 

Realiza un seguimiento periódico

Realiza reuniones periódicas con tu proveedor web para que te muestre el avance realizado sobre la Web y que puedas revisar si el trabajo es acorde a lo plasmado en el acuerdo de colaboración.

No esperes hasta el final, luego será más difícil cambiar aquellos aspectos que no te gusten de la Web y habréis perdido el tiempo tanto tu proveedor como tú.

 

Lo más importante antes de contratar una Web para tu negocio, es informarte de todas las opciones que tienes y a partir de ahí, seguir estos pasos que te hemos contado.

 

 

Únete a nuestra comunidad

Recibe nuestros mejores contenidos directamente en tu buzón de correo y consigue un eCommerce Efectivo.

Sí­, me apunto.
By |2018-11-07T18:50:18+00:00noviembre 8th, 2018|Estrategia Digital|Sin comentarios

Deje su comentario

Comparte este artículo