Una carta de presentación junto a nuestro currículo es un plus a la hora de convencer a empresas o instituciones para que contraten nuestros servicios como profesionales independientes. 

Los profesionales independientes nos vemos muchas veces en la situación de enviar nuestro currículo a empresas o instituciones para demostrar nuestra experiencia, generar confianza y que nos contraten alguno de los servicios que ofrecemos.

También puede ser que simplemente hayamos decidido buscar un trabajo que se complemente con nuestras actividades como freelances.

.

Para qué crear una carta de presentación

Cuando enviamos nuestro currículum vitae para optar por un puesto de trabajo o cuando llevamos a cabo una candidatura espontánea para ofrecer nuestros servicios, es fundamental adjuntar una carta de presentación.

Muchas personas mandan únicamente el currículum y cometen un error porque la carta da mucha más información al empleador, por lo que a la larga puede ser una herramienta a nuestro favor a la hora de conseguir el puesto o colaboración.

La importancia de las cartas de presentación en tu currículo

Hay herramientas que te ayudan de forma fácil a crear una carta de presentación profesional. Para salir de dudas, crea tu carta de presentación aquí.

Podrás encontrar algunos consejos sobre cómo redactarla teniendo en cuenta los puntos más importantes.

 

Las 3 partes de la carta de presentación

Una carta de presentación debe estar dividida en tres partes: el encabezamiento, el cuerpo y el desenlace.

Como es natural el encabezamiento nos servirá para poner todos nuestros datos personales y de contacto. De esta forma, si el empleador se muestra interesado después de leer nuestra carta, podrá localizarnos inmediatamente.

En el cuerpo es en donde llevaremos a cabo el desarrollo  de la carta.

Esta sección se puede dividir en dos partes.

  • En la primera haremos la presentación, que constará de un saludo (si es posible pondremos el nombre y el apellido de a quien va dirigido)  y de una introducción en la que nos presentaremos y  explicaremos por qué nos interesa el puesto al que optamos o queremos iniciar una colaboración.

Si es una candidatura espontánea, describiremos el puesto o colaboración que nos interesa claramente, pero si es una candidatura que responde a un anuncio, nos referiremos al puesto que se oferta.

  • En el segundo párrafo del desarrollo explicaremos por qué creemos que tenemos las aptitudes para optar a este puesto como empleado o colaborador freelance.

En esta parte al empleador le debe quedar claro por qué debería contratarnos. Puedes subrayar los éxitos que has cosechado a lo largo de tu trayectoria profesional o los datos más importantes que tienen relación con el sector del trabajo que te interesa.

Por último, concluiremos la carta.

Este apartado es especialmente importante porque podemos solicitar una entrevista para que el empleador nos conozca personalmente. Sin duda, es mejor evitar las típicas fórmulas de despedida porque son muy manidas y no llamarán la atención del empleador.

Detalles importantes

Comprobar las faltas de ortografía

Nuestra carta de presentación da una información muy valiosa al empleador acerca de cómo somos y lo que queremos, pero también de calidad de nuestro trabajo.

Si incluye faltas de ortografía es posible que se lleve una imagen pésima de nosotros, por lo que hay que evitarlas a toda costa.

Hoy en día hay muchos correctores a nuestra disposición que nos ayudarán a corregir los textos que escribimos. Úsalos y también, si lo consideras necesario, un diccionario de la lengua española, para consultar todas aquellas dudas que te surjan.

No más de una página

Hay personas que pecan por escribir muy poco y otras por escribir demasiado.

La extensión de una carta de presentación debería ser de una página, ni más ni menos.

Lo contrario, es decir, alargar la carta a dos páginas, se considera poco apropiado. En este sentido, se puede aplicar la máxima de “si breve, dos veces bueno”.

 

Conclusiones

No sólo los que quieren trabajar por cuenta ajena necesitan un currículo y una carta de presentación.

Los que trabajamos como consultores o profesionales independientes y queremos ofrecer nuestros servicios a otras empresas, tendremos que cuidar mucho nuestro CV y tenerlo siempre actualizado.

Y por supuesto, a la hora de enviarlo, acompañarlo de una buena carta de presentación donde expliquemos claramente el motivo de querer colaborar con dicha empresa y por qué pensamos que somos los más adecuados.

 

¡Quiero saber tu opinión!

¿Mandas tu CV frecuentemente a empresas con las que quieres realizar algún tipo de colaboración? ¿Sueles acompañar el CV con una carta de presentación?  ¿Crees que es útil? ¿Te ha gustado el artículo?

¡Cuéntame en los comentarios!

Si crees que este post puede ayudar a alguien, te invito a que lo compartas.
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

 

Unete a la Comunidad eCommerce

 

Comparte este artículo
1
Comparte este artículo
1